ESQUEMA DEL SEXENIO DEMOCRÁTICO (1868-1874)

Esquema:

1.-LA REVOLUCIÓN DE 1868
- Las causas de la revolución

2.-REVOLUCIÓN “LA GLORIOSA”


3.-GOBIERNO PROVISIONAL

- Elaboración de una nueva constitución 1869 (la más avanzada hasta el momento)
ú Sufragio Universal masculino
ú Soberanía nacional
ú Separación de poderes
ú Amplios derechos y libertades (asociación, reunión, prensa, ...)
ú La forma de gobierno: Monarquía Constitucional

-
Búsqueda de un rey para España. Acuerdo con las potencias europeas.
§ Francia: apoyaba al Antonio de Orleáns
§ Prusia: apoyaba a Leopoldo Hozenhollern-Sigmaringen ( Ole Ole si me eligen)
§ Estos distintos apoyos fueron la excusa para la declaración de guerra entre Prusia y Francia en 1870
§ El General Prim, líder del gobierno apoyó al Duque de Aosta, (de la casa real italiana dinastía Saboya) Amadeo

4.-I REPÚBLICA (1873-1874)
Fuertes presiones políticas y una grave crisis económica. 4 presidentes en un años: Fiqueras, Salmerón, Pi y Margall y Castelar
Crisis:

§ Levantamiento Cantonal de Cartagena
§ Guerra en Cuba
§ Levantamiento Carlista
El Parlamento fue disuelto por un destacamento militar y de la Guardia Civil y se inicia un año de gobierno provisional en manos del General Serrano
En diciembre de 1874 un pronunciamiento en Sagunto, proclama rey a Alfonso XII.

Tema

1.-La revolución de 1868

España vive una coyuntura de crisis económica y política en los últimos años del reinado isabelino. Una grave crisis económica en 1866, financiera, agraria e industrial, a la que se suma el deterioro del sistema político.
Las causas de la revolución:
1. La crisis financiera surge cuando la baja rentabilidad del ferrocarril provoca la quiebra de numerosos bancos y empresas. Por otra parte, el endeudamiento del Estado obligó a aumentar la presión fiscal.
2. La crisis agraria de subsistencia. La sequía y las malas cosechas provocan carestía y hambre en la población.
3.- La crisis industrial. El hundimiento de la industria textil en Cataluña se debió a la subida de los precios del algodón, importado de Estados Unidos en un momento de conflicto interno(la guerra de Secesión). También influyó el descenso de la demanda textil en España.
4.- La crisis política debida al deterioro y crisis del sistema isabelino, se debe a unos gobiernos en manos de los moderados, acusados de corrupción, despotismo e inmoralidad. Fueron incapaces de solucionar los problemas de España y aceptar una alternancia en el poder con los progresistas.
2.-Revolución “ La Gloriosa “
En esta situación estalló la revolución de 1868, de La Gloriosa. La ciudad de Cádiz volvía a ser el origen de una revolución, ya que el 19 de Septiembre de 1868 el brigadier Topete encabezó un alzamiento tras ponerse al mando de la flota fondeada en Cádiz. Los sublevados difunden un manifiesto titulado "España con honra", en el que exponían las razones de su levantamiento, que no eran otras que la demanda de reformas políticas. En el manifiesto se pedía que tras exiliarse la reina se fundara un nuevo gobierno sin exclusión de partidos.
A continuación el general Prim se unió a Topete y ambos se hicieron con el control de Cádiz. Luego buscaron el apoyo en otras ciudades como Sevilla, Córdoba, Barcelona, Huelva, etc. Se formaron Juntas Provinciales que se encargaron de movilizar a la población mediante promesas de sufragio universal, de eliminación de impuestos, del fin del reclutamiento forzoso y de una nueva constitución. En las ciudades, las Juntas revolucionarias, formadas por demócratas y progresistas, asumieron el poder.
Finalmente, el gobierno y la reina se quedaron sin apoyos, lo que facilitó el triunfo de la revolución en la batalla de Alcolea el 28 de Septiembre de 1868. El Gobierno dimitió y la reina, que se encontraba en San Sebastián, se exilió a Francia.
La revolución acabó con el régimen de gobierno que había hasta el momento, pero entonces aparecieron diferentes formas de pensar entre los revolucionarios y una disputa por imponer su propio modelo de Estado. Al final se impusieron Prim y los suyos, del sector progresista, a los que se unieron los unionistas, con Serrano al frente, que fue nombrado jefe del gobierno provisional mientras se formaban las Cortes constituyentes. El general Serrano disolvió las Juntas y desarmó a la milicia para evitar problemas.

3.-Gobierno Provisional 1868-1871
El gobierno provisional español (30 de Septiembre de 1868, 16 de Noviembre de 1870), estuvo dirigido por Serrano, con Juan Prim como Ministro de la Guerra y Sagasta como Ministro de la Gobernación. Sus primeras medidas consistieron en disolver las juntas revolucionarias y en designar nuevos ayuntamientos y diputaciones.
Se promulgan además una serie de derechos como la libertad de imprenta y de asociación, el sufragio universal o la emancipación de los hijos de los esclavos de las colonias. Asimismo se devolvieron sus puestos en la universidad a los profesores que habían sido represaliados, como Emilio Castelar. También se tomaron medidas económicas para solucionar el déficit público, como la fijación de la peseta como unidad monetaria.
Pero la obra fundamental de este gobierno fue la Constitución. Fue la primera con características democráticas en España, ya que no solo deja clara la soberanía nacional sino que da pasos más claros y más firmes en cuanto a los derechos individuales; a la libertad de cultos o a la declaración de España como una Monarquía democrática y parlamentaria.
En esta situación, España es una monarquía que no tiene rey, luego hay que buscarlo, poniéndose la condición de que no sea Borbón.(Ver Revolución Gloriosa.)
Se encarga de la búsqueda el General Prim que finalmente considera el más adecuado para ejercer el cargo al príncipe italiano Amadeo de Saboya.

4.-Primera República 1873-1874
La Primera República Española fue el régimen político que hubo en España desde su proclamación por las Cortes, el 11 de Febrero de 1873, hasta el 29 de diciembre de 1874, cuando el pronunciamiento del general Martínez Campos dio comienzo a la Restauración Borbónica en España.
El primer intento republicano en la Historia de España fue una experiencia corta, caracterizada por la profunda inestabilidad política y social y la violencia. La República fue gobernada por cuatro presidentes distintos hasta que, tan sólo once meses después de su proclamación, se produjo el golpe de Estado del general Pavía y la instauración de una república unitaria dominada por el Duque de la Torre.
El período estuvo marcado por tres guerras civiles simultáneas: la Tercera Guerra Carlista, la Sublevación cantonal en la península ibérica y la Guerra de los Diez Años en Cuba. Los problemas más graves para la consolidación del régimen fueron la falta de verdaderos republicanos, la división de éstos entre federalistas y unitarios y la falta de apoyo popular.