DARLE MAS IMPORTANCIA Y RESALTE A LAS CONSTITUCIONES Y SUS CARACTERISTICAS, SOBRE TODO A LA DIVISIÓN DE PODERES...
CONSTITUCIONALISMO EN LA ÉPOCA DE ISABEL II



Introducción
Durante el reinado de Isabel II (desde la regencia de Espartero, hasta la abdicación de la reina en 1868) se dan tres Constituciones.La que más tiempo se mantuvo fue la Constitución de 1845, ya que estuvo vigente durante toda la Década Moderada. Esta es de ideología moderada, y por tanto más conservadora que las otras dos. La Constitución de 1837 mezcla características progresistas y moderadas, no funcionó realmente, y la de 1856, que era progresista, no se llegó a promulgar por falta de tiempo.


Índice
5.1 Constitución de 1837:
5.1.1 Origen:

  • Redactada tras motín de la Granja.
  • Redactada para todos los liberales.
5.1.2 Características generales:
  • Ideología Progresista (con algo moderado).
5.1.3 Principales personajes:
  • Espartero.
  • Calatrava.
5.2 Constitución de 1845:
5.2.1 Origen:

  • Década moderada.
  • Con apoyo real (Isabel II).
5.2.2 Características generales:
  • Ideología Moderada.
5.2.3 Principales personajes:
  • Narváez.
  • O´Donnell.
  • Bravo Murillo.
  • Martínez de la Rosa.
5.3 Constitución de 1856 (non nata):
5.3.1 Origen:

  • Bienio progresista.
  • No se promulgó.
5.3.2 Características generales:
  • Progresista (concede más libertades que la de 1836).
5.3.3 Personajes principales:
  • Madoz.

Tema:
5.1.1 - A comienzos de 1835, Martínez de la Rosa era ya muy impopular. Además eran incapaces de acabar con la sublevación carlista y la situación se agravó más aún debido a una epidemia de cólera que produjo miles de muertos.
El gobierno dimitió y dio paso al conde de Toreno (liberal moderado) que se propuso continuar con la política anterior. Por ello en el verano de 1835 la oposición liberal se levantó contra el gobierno. En esta ocasión la iniciativa corrió a cargo de la milicia urbana de las ciudades, donde eran mayoría los liberales progresistas. En numerosos puntos se formaron juntas que pedían la derogación del Estatuto y la convocatoria de Cortes constituyentes.
A la regente no le quedó más remedio que confiar el poder a un liberal progresista (Mendizábal), el cual formó gobierno y adoptó una serie de medidas auténticamente revolucionarias.
Y aunque estas medidas proporcionaron al Estado un instrumento eficaz para poner término a la guerra, a la vez provocaron fuertes resistencias que dieron lugar al enfrentamiento con la Santa Sede, que se negó a reconocer a la reina Isabel II hasta 1847.
Al no contar con la confianza de la regente, Mendizábal dimitió. Y por lo tanto los progresistas volvieron a recurrir a la insurrección armada para cumplir sus objetivos. En 1836 los sargentos del palacio de la Granja se sublevaron y obligaron a la regente a jurar la Constitución de 1812 y formar un nuevo gobierno progresista, presidido por Calatrava.
Después de los graves sucesos de la Granja, el gobierno decidió convocar Cortes extraordinarias para la reforma de la Constitución de 1812, pero lo que hicieron fue redactar una Constitución nuevo, que se promulgó el día 18 de junio de 1837.

5.1.2 - Esta pasó a ser la Constitución de 1837, cuyas características más importantes eran:

1. Ideología a caballo entre progresista y moderada (para conseguir contentar a ambas partes).
2. La soberanía residía en la nación.
3. En la persona del Rey se concentran el poder ejecutivo y gran parte del legislativo.
4. Las Cortes tenían una estructura bicameral: Senado (nombramiento real); Congreso de los Diputados (por sufragio).
5. En cuanto a los Derechos, no tienen una amplia declaración de estos, pero se reconocen los derechos individuales.
6. Un sufragio censitario restringido (aunque no tanto como algunas otras).
7. Respecto a la cuestión religiosa el Estado es confesional y sin libertad de cultos.

5.1.3 - Espartero: (1793-1879) militar y político español, de ideas liberales progresistas, que luchó contra los absolutistas en la primera guerra carlista. Consiguió poner fin a la guerra con el Convenio de Vergara. Este éxito político-militar le encumbró y fue nombrado Regente en la minoría de edad de Isabel II. Fue presidente del gobierno en varias ocasiones, y alcanzó tal popularidad que en 1869 se le llegó a ofrecer la Corona de España.
Calatrava: (1781-1847) político liberal extremeño, fue elegido Diputado en Cortes en 1812, y con la vuelta del absolutismo fue enviado a presidio. Regresó a España con la muerte de Fernando VII, lideró el gobierno junto a Espartero después del motín de la Granja, fue presidente del Consejo de Ministros, Presidente de las Cortes y Presidente del Tribunal Supremo, para más tarde quedarse como un Diputado electo a Cortes por Badajoz en 1843.

5.2.1 – En mayo de 1843 se inició un pronunciamiento propiciado por los progresistas y los moderados, unidos contra Espartero. Ante la lentitud del gobierno en reaccionar, el pronunciamiento se generalizó. El encuentro decisivo tuvo lugar done el general Narváez forzó a Espartero a exiliarse.

El gobierno provisional decidió anticipar la mayoría de edad de Isabel II (13 años) que comenzó a reinar en noviembre de 1843.
Debido a que esta extraña alianza no podía durar mucho tiempo, los moderados apoyándose en la Corona se hicieron con el poder en mayo de 1844 (Narváez). Desde entonces se consiguió romper el equilibrio constitucional.
La falta de imparcialidad de la Corona hizo aumentar el enfrentamiento entre los moderados y los progresistas. La filosofía política moderada se basaba en el liberalismo doctrinario (soberanía en la Corona y las Cortes). En cambio los progresistas se basaban en una soberanía nacional (soberanía en las Cortes). Aunque por otra parte ambos apoyaban el sufragio censitario. Los moderados contaban con las clases altas y de cierto fuste, pero en cambio los progresistas se apoyaban en las clases medias/bajas, y como la verdadera fuerza progresista estaba en la Milicia Nacional, los moderados la suprimieron en 1845.
Con la Década Moderada se instauró una política centralizadora y uniformadora del país caracterizada fundamentalmente por una serie de medidas, de las cuales la más importante era la Constitución de 1845.

5.2.2 - Esta Constitución se caracterizaba por:

  1. Ideología concretamente moderada, no aceptaba ninguna característica progresista.
  2. La soberanía residía en el Rey y en las Cortes.
  3. En la persona del Rey se concentraban más parte del poder legislativo y la totalidad del ejecutivo.
  4. Las Cortes tenían una estructura bicameral: Senado (nombramiento real); Congreso de los Diputados (por sufragio).
  5. En cuanto a los Derechos, se reconocen la mayoría pero con el tiempo se comienzan a limitar.
  6. El sufragio es censitario y mucho más restringido que en la anterior Constitución.
  7. Respecto a la relación de Iglesia-Estado, el Estado es confesional y no existe la libertad de cultos

5.2.3 - Narváez: (1800-1868) político y militar español, presidente del gobierno en repetidas ocasiones desde 1844 hasta 1866, representante del partido moderado y una de las figuras clave durante el reinado de Isabel II.
O´Donnell: político y militar español, presidente del gobierno en repetidas ocasiones. La mayoría de sus grados y títulos los recibió por méritos bélicos. Compartió el poder con Espartero en el Bienio Progresista, y creó su propio partido (Unión Liberal).
Bravo Murillo: (1803-1873) político español nacido en Badajoz. Inició su carrera política en las filas moderadas como Diputado en Cortes en 1837. Alcanzó un gran protagonismo político durante la década moderada. Fue Ministro de Gracia y Justicia, Hacienda. Nombrado Presidente del Gobierno en 1851. Defensor del liberalismo doctrinario que llegó a proponer un cambio constitucional en sentido autoritario. Reformó la Deuda Pública y firmó concordato con la Santa Sede.
Martínez de la Rosa: (1787-1862) literato y político de gran protagonismo en el primer liberalismo. De joven fue elegido Diputado en Cortes de Cádiz. Durante el Trienio Liberal se templó y pasó al moderantismo defendiendo la reforma de la Constitución de 1812. Fue Presidente del gobierno y promulgo el Estatuto Real de 1834, aunque estuvo poco tiempo en el poder.

5.3.1 – El Régimen moderado de 1845 se había impuesto después de una intensa represión llevada a cabo por Narváez. Sin embargo, a lo largo de toda la Década Moderada subsistió una oposición que fue creciendo en intensidad y que se enfrentó al gobierno.
El golpe de Estado llevado a cabo en Francia en 1851 repercutió en España, donde el presidente del gobierno (Bravo Murillo) clausuró las Cortes y quiso establecer una dictadura del ejecutivo (autoritaria). Aunque su proyecto fracasó y provocó su caída, los choques entre las Cortes y los gobiernos moderados que se formaron desde entonces fueron constantes. El último de ellos pretendió suspender las sesiones del Senado y chocó con la oposición de una parte de los propios moderados, apoyados por algunos militares (O´Donnell sobre todo), y estos se pronunciaron y se inició así la revolución de 1854.

En junio de 1854 tuvo lugar un encuentro entre las tropas de O´Donnell y las fuerzas del gobierno (la Vicalvarada), y O´Donnell hacía público entonces el Manifiesto de Manzanares, donde reclamaba una serie de reformas que le permitieron obtener apoyo progresista.
La revolución permitió la vuelta al poder de los progresistas, que gobernaron durante un corto período de tiempo en el que desarrollaron una intensa labor legislativa, una de las principales medidas (entre otras) es la Constitución de 1856.

5.3.2 – La Constitución de 1856 se caracterizaba por:


  1. Una ideología progresista, la cual se opone totalmente a la ideología de la Década Moderada.
  2. La soberanía reside en la nación (al igual que en la Constitución de 1837).
  3. Al Rey se le restringen gran parte de sus poderes, quedando la figura del monarca como simple representación.
  4. Las Cortes tenían una estructura bicameral: Senado y Congreso de los Diputados (ambas eran cámaras que se formaban mediante sufragio).
  5. Respecto a los derechos, se efectúan una amplia declaración de estos, se reconocen los derechos básicos, los individuales, y los colectivos (como el derecho de reunión, de asociación…, estos derechos son nuevos y nunca se habían reconocido en este país).
  6. El sufragio era censitario, pero debido al aumento de derechos y libertades, se consigue aumentar el número de votantes a una cifra mayor.
  7. Respecto a la relación Iglesia-Estado, el Estado es aconfesional (laico), por lo que el Estado permite y protege todos los cultos, y no favorece ninguno de ellos.
5.3.3 – Madoz: (1806-1870) político y escritor que desde muy joven militó en el liberalismo progresista, lo que llevaría al exilio tras la vuelta del absolutismo de Fernando VII. Fue nombrado Ministro de Hacienda en 1855, y en ese mismo año promulgo la Ley General de Desamortización, en la cual ponía en venta todos los bienes de los municipios y los de la Iglesia que quedaban por vender.




CÉSAR ESTÉVEZ CORRALES
2º BHC