Transición democrática y los gobiernos de Adolfo Suárez (1976-1980)

Introducción

Este tema trata sobre la transición democrática que se produce en España tras la muerte de Franco; las funciones de jefe de Estado recaen sobre Don Juan Carlos, perteneciente a la antigua familia de los Borbones, que es reconocido como rey de España. El tema también nos habla de las cambios políticos, económicos y sociales que llevó a cabo el nuevo Estado español. El cambio político más importante que se produce fue el paso del régimen dictatorial al régimen democrático, la creación de una nueva Constitución y el derecho al voto, ya que, se realizan en esta periodo, las primeras elecciones tras el régimen franquista.

Índice

1-Transición sin ruptura.
1.1-Muerte de Franco.
-Nombramiento Juan Carlos I
-Necesario, cambio político
1.2-Gobierno de Arias.
-Incertidumbre cambio
-Gobierno continuista
-Ley de Asociaciones Políticas
-sistema bicameral, sufragio universal
-280 senadores
-300 diputados
1.3-La oposición.
-Junta Democrática y la Plataforma de Convergencia
-“Ruptura pactada”
-1976.Malestar general
-dimisión Arias
1.4-Nombramiento de Suárez.
-Elegido por Rey
-Cambios diálogo oposición
-Enfrentamiento franquistas radicales
1.5-Ley de Reforma Política.
-Derechos sufragio universal
-Nuevas Cortes democráticas
-Referéndum 1976

2-Camino a las primeras elecciones.
2.1-Proceso de transformación del franquismo.
-Sustitución por normas democráticas
-Supresión Tribunal de Orden Público
-Partidos derecha e izquierda
-atentado Atocha (1977)
-Legalización partidos políticos, PCE
2.2-Proceso electoral.
2.3-Elecciones 1977.
-Triunfo UCD Suárez
-Importancia partidos nacionalistas

3-Etapa Constituyente.
3.1-Elaboración de la nueva Constitución.
-Desacuerdos entre partidos
-Referéndum 1978
-Rey jura Constitución
3.2-Constitución 1978.
-Monarquía parlamentaria
-Estado Único
-Libertad religiosa
-División de poderes
-Legislativo. Cortes
-Judicial. Jueces y magistrados
-Ejecutivo. Gobierno
3.3-Contexto económico.
-Crisis económica internacional
-Paro, inflación
-Necesidad acuerdo
-Pactos Moncloa (1977)
3.4-Regímenes preautonómicos.
-Pre autonomía catalana y vasca
-Generalitat de Cataluña

4-Normalización: Elecciones de 1979.
4.1-Elecciones 1979.
-Nuevo gobierno Suárez
-Aprobación Constitución
-Elecciones municipales
-Victoria socialista
-Terrorismo. ETA y GRAPO
4.2-Desarrollo de la España de las autonomías.
-Nuevos Estatutos autonómicos
-Miedo. Estallidos nacionalistas



Tema

Tras la muerte de Franco, en noviembre de 1975, la jefatura de Estado es ocupada por Juan Carlos I.Todos los sectores políticos creían que sería necesario algún tipo de cambio, se produce así cierta incertidumbre entorno al cambio de gobierno. El primer gobierno de la monarquía parecía claramente continuista, presidido por Carlos Arias Navarro, el único signo de cambio que llevó a cabo fue la Ley de Asociaciones Políticas que preveía un sistema bicameral de 280 senadores y 300 diputados elegidos por sufragio universal.
Como alternativa a la reforma de Arias la Junta Democrática y Plataforma de Convergencia Democrática acercaron sus posiciones en la Coordinación Democrática. Los Comunistas aceptaron la “Ruptura Pactada” que proponían el PSOE y los democristianos. Los rupturistas exigían una amplia amnistía, la concesión de todas las libertades y autonomía regionales, sin embargo, no se contó con los partidos nacionalistas vascos y catalanes.

Durante 1976 se producen numerosos incidentes entre manifestantes y fuerzas del orden en las principales ciudades y núcleos industriales de España, al mismo tiempo continúan los asesinatos de ETA y GRAPO.

El 1 de julio de 1976 Arias presenta su dimisión, prueba del fracaso continuista, el Rey se decide por Adolfo Suárez. Suárez manifestó su intención de introducir cambios democráticos por medios legales y de iniciar un diálogo con la oposición; la apertura y la capacidad de iniciativa de Suárez le enfrentó a los sectores franquistas radicales y a la oposición más radical. El nuevo talante se notó en la libertad de actuación de que comenzaron a gozar los partidos de la oposición, aún ilegales.
El proyecto de Suárez lo hicieron posible los “procuradores” o diputados de las Cortes franquistas que aprobaron una Ley de Reforma Política, la cual, sustituía al sistema anterior por la voluntad del pueblo, los derechos fundamentales de la persona y el sufragio universal. Sometida a referéndum: salió aprobada.

Para hacer realidad el proyecto de reforma había que permitir la actuación de todos los partidos políticos. Un sector franquista y del ejército se oponía a que fuera legalizado el Partido Comunista, debido a esto en Enero de 1977 un grupo de extrema derecha asesinó a una serie de abogados laboralistas que habían defendido a procesados comunistas y de Comisiones Obreras. La reacción de protesta ciudadana sirvió de acicate para que se facilitase el proceso de legalización de los partidos políticos. El 27 de febrero, Suárez celebraba una entrevista secreta con Carrillo (secretario gral. Del PCE) el cuál se comprometía a aceptar la monarquía y la bandera monárquica a cambio de ser reconocidos como partido político legal. A partir de este momento, Suárez legalizó el Partido Comunista.

El 15 de Abril se convocaron elecciones generales; y en Mayo, don Juan renunciaba a sus derechos a la Corona de España a favor de su hijo. A la contienda electoral se presentaron numerosos partidos: PCE, PSOE, PNV, ERC, partidos regionales, grupos de derecha como Alianza Popular, UCD y UDC de Cataluña.

El triunfo de estas elecciones correspondió al partido de Suárez (UCD) que obtienen el 34% de los votos del Congreso y el 47% de los del Senado, con 165 y 105 escaños respectivamente.
Con la UCD y el PSOE triunfaba también Suárez y Felipe González.

La legislatura democrática surgida de las urnas asumió el poder legislativo e inició el proceso de elaboración de una Constitución. En ésta elaboración se produjeron desacuerdos entre los partidos, aunque el texto fue aprobado por el pleno del Congreso y por el del Senado. Faltaba el último trámite: el refrendo del pueblo español, que se produzco por el referéndum del 6 de diciembre de 1978; posteriormente el rey juró la Constitución.

Ésta Constitución fue una pieza fundamental de la transición de la dictadura a la democracia y sus primeros artículos se dedican a precisar con detalle los derechos y deberes fundamentales de los españoles, como por ejemplo, la educación básica obligatoria y gratuita, protección de la familia, acceso a la vivienda y la defensa de consumidores y usuarios, se suprime la pena de muerte, se acepta el divorcio y se proclama la libertad religiosa.
Según la Constitución el poder legislativo reside en las cortes formadas por dos Cámaras, el Senado y el Congreso de los diputados, elegidas por sufragio universal, el poder ejecutivo descansa en el gobierno con un presidente elegido por los diputados y el poder judicial es independiente: está formado por jueces y magistrados, la máxima legislatura es la del Tribunal Supremo con jurisdicción en toda España.

En cuanto al contexto económico de ésta época, el trienio que transcurrió entre la muerte de franco y el referéndum constitucional fue un periodo de crisis económica internacional, con un claro descenso de la producción, aumento de la inflación y del paro.

La redacción de la Constitución llevó a representantes de partidos políticos, sindicatos y organizaciones patronales a firmar, a propuestas del gobierno, los Pactos de la Moncloa.
En esta etapa constituyente también se lleva a cabo la concesión de preautonomías a las comunidades autónomas de Cataluña y País Vasco.

Una vez aprobada la Constitución había que convocar elecciones para el Congreso y Senado, se celebraron el 1 de marzo de 1979, con el terrorismo del GRAPO y de ETA como telón de fondo. Los resultados fueron: UCD (168 escaños) PSOE (121 escaños) PCE (23 escaños) Coalición Democrática (9 escaños) por lo que Suárez vuelve a formar Gobierno.
En este periodo se sigue sustituyendo la legislación franquista con reformas como: la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, la de hacienda pública y el sistema tributario, la educación…
El 3 de abril de 1979 tuvieron lugar elecciones municipales en la mayoría de los ayuntamientos españoles. En las principales ciudades vencieron los socialistas. Por otro lado continuó el terrorismo de ETA y del GRAPO con bombas y asesinatos.

En Julio de 1979, Carlos Garaicoetxea asumió la presidencia del gobierno vasco como lehendakari. Las cortes estudiaron en este periodo los proyectos de estatutos de autonomía del País Vasco, Cataluña y Galicia que fueron aprobados por referéndum. Tanto la UCD como el PSOE querían evitar así el estallido de nacionalismos y evitar también un proceso de múltiples negociaciones entre gobierno y comisiones mixtas.

Oliver Moreno García