Relación entre iglesia y Estado

FALTA EL ESQUEMA DEL TEMA Y EL RESUMEN O ABSTRACT....
PULE EL LENGUAJE. MALO A VECES
MAS DETALLE EN LAS LEYES...
ACONTECIMIENTOS DEL 31 POCO DESCRITOS
Y ENTRE 1933 Y 1936, NO PASA NADA???

Tras la proclamación de la segunda república se redacta una nueva constitución, en esta constitución se establece una separación entre la iglesia y estado, por ello España se declara una república laica y considera que las confesiones religiosas son asociaciones sometidas a una ley especial.
El estado establece leyes que van en contra de la iglesia como; la ley de divorcio, matrimonio civil, cementerios comunes,… El estado, las regiones, las provincias y los municipios no podrán ayudar ni auxiliar a la iglesia económicamente, no solo afecta el estado a la iglesia económicamente, sino que también disuelven aquellas órdenes religiosas impuestas y de obediencia hacia la autoridad que es distinta que la legítima del estado, también la iglesia es afectada por la nacionalización de sus bienes que beneficia al estado pero perjudica a la iglesia.
Además de no ayudar a la iglesia, suprime la retribución del clero. Pese a todas las restricciones que tiene la iglesia España sigue siendo laica por lo que existe la practica libremente de cualquier religión en el territorio español pero respetando las exigencias de la moral pública.
El gobierno veía a la iglesia como un obstáculo para su avance por ello ya tenía una mala relación desde la constitución de 1812 pero la monarquía ayudo a la iglesia católica a mantener sus posesiones, pero con la república quería quitarle todos esos privilegios concedidos con la monarquía.
La total separación entre iglesia y estado fue con la ley de abolir la religión como asignatura en la enseñanza. El largo conflicto Iglesia-Estado, había generado también un gran resentimiento popular hacia las instituciones eclesiásticas, resentimiento que fue aprovechado por los partidos radicales de tendencias comunistas y anarquistas el 11 de Mayo de 1931 para organizar tumultos y asaltar impunemente conventos y colegios religiosos, quemando y destruyendo varios de ellos.
El gobierno de Azaña no hizo nada para evitar estos actos vandálicos, incluso llego a fomentarlos. Estos hechos, unidos a la ley de nacionalización de los bienes de las órdenes religiosas que desobedecieran al Estado, la disolución de la Compañía de Jesús y la prohibición de los cementerios religiosos creó un gran malestar en los católicos de todo el país, los cuales acumularon un gran odio y recelo contra el presidente de gobierno Manuel Azaña.
En 1933 se crea la ley de congregaciones religiosas que se resalta en los artículos 26 y 27 de la constitución de 1931 en los que El Estado, las Regiones, las Provincias y los Municipios no mantendrán, favorecerán, ni auxiliarán económicamente a las Iglesias, Asociaciones e Instituciones religiosas. Sus bienes serán nacionalizados y afectados a fines benéficos y docentes, Las demás Órdenes religiosas se someterán a una ley especial votada por estas
Cortes Constituyentes.
La religión se opuso ante todas restricciones de la izquierda republicana y creo la coacción de asociaciones políticas católicas (CNCP).

Sergio Martin Justo
2BHC