El primer bienio (1931-1933)

donde está el equema y el abstract o resumen
no citas nada de las reformas laborales y apenas de la reforma militar
remezcla y pon las reformas y la opisicón que sufrieron juntas.

Fue el inició de un nuevo período, con un gobierno presidido por Manuel Azaña y formado por republicanos de izquierda y socialistas. En diciembre, Niceto Alcalá Zamora fue elegido Presidente de la República, cuyo programa de actuación fue: La reforma Agraria, la libertad de culto, y el respeto a la propiedad privada…
El gobierno republicano-socialista emprendió un amplio programa de reformas en un contexto económico desfavorable, marcado por el ascenso del paro. Principales medidas:

- Reformas laborales que favorecían la posición de los trabajadores.
- Reforma educativa, Uno de los primeros objetivos de la República fue la erradicación del analfabetismo a través del acrecentamiento de centros docentes públicos a través de las ideas expuestas por determinados docentes de acuerdo con principios metodológicos activos renovados. La educación era una necesidad básica para el nuevo gobierno, ya que el 85% de los campesinos y el 30% de los que habitaban en la ciudad eran analfabetos.
A finales de 1930 existían 745 escuelas nacionales y en 1933 se habían creado 1067 más. Los proyectos iníciales de creación de plazas escolares se vieron frenadas por la falta de presupuesto, pero aún así se incrementaron.
A esto hay que sumarle el problema de los maestros. El objetivo de la República era crear escuelas, pero no se tuvo en cuenta la cantidad de docentes con los que se contaban. El número de profesionales era muy inferior a las ansias de expansión que se tenía, así que se hicieron muchas convocatorias y cursos de formación para incrementar dichas plazas. Así el Consejo de Ministros aprobó un anunciado decreto sobre creación de cursillos especiales para la selección de maestros.
Los programas de enseñanza primaria y secundaria del Gobierno Provisional y del primer bienio se complementaron con una serie de importantes innovaciones, que de haber persistido habrían llegado a representar una indudable mejora de la situación educacional y cultural de España. Entre ellas hemos de mencionar, por lo menos, los consejos de enseñanza, la educación nocturna, las bibliotecas ambulantes, las misiones pedagógicas, y la creación de nuevos centros de investigación y cultura.
Por último, la República creó una serie de Instituciones destinadas a impulsar el desarrollo de la investigación científica y
de la cultura. Nacieron así en Instituto de Investigaciones Científicas, la Escuela de Estudios Árabes, el Instituto para la Investigación y publicaciones de fuentes de la Historia Medieval de España, y la sección de Pedagogía de la Universidad de Madrid. Por primera vez se relacionaba a la Universidad con los problemas específicos de la docencia, en un Institución que hasta 1969, al crearse los Institutos de la Educación fue de facto el único centro de formación de especialistas en la enseñanza.

- Reforma militar, El ejército que se había mostrado abiertamente monárquico durante la crisis del 17 podría representar un peligro para el régimen republicano según Azaña. Por lo que se decidió llevar a cabo una depuración pacífica del ejército y conseguir un régimen político desmilitarizado. Principal medida, retiro voluntario con paga completa.

- Problema regional: La cuestión de la diversidad nacional dentro de España fue uno de los primeros problemas al que tuvo que enfrentarse la República. La Constitución mencionaba la posibilidad de conceder la autonomía a las regiones que la solicitaran y celebrado un plebiscito en Cataluña sobre el proyecto de un estatuto regional, la población y fue favorable a él en más del 90%. Así se inicia en las cortes el estudio de este estatuto y se alarga casi todo el 32. Fue muy debatido por la fuerza que poseían los partidos del estado unitario. A pesar de que Azaña era un gran defensor del proyecto, el pronunciamiento de Sanjurjo contribuyó a reforzar la posición de los izquierdistas lo que favoreció la aprobación del estatuto de Cataluña por las cortes.
- Reforma agraria, se dio unas series de características como Congelación de arrendamientos, Jornada laboral de ocho horas, Métodos de contratación de trabajadores, etc. Se estableció la expropiación con indemnización de las grandes fincas que no fueran cultivadas por sus dueños así como las incultas (no cultivadas) y las de regadío no regadas para ser repartidas entre familias de campesinos o entre colectividades de agricultores. Las tierras de la nobleza y las que habían participado en el pronunciamiento de Sanjurjo fueron confiscadas con indemnización. Para llevar a cabo la redistribución de las tierras se creó el instituto de reforma agraria del que dependían las juntas provinciales y las comunidades de campesinos. El mecanismo de actuación fue que Las tierras expropiadas o confiscadas pasaban a ser propiedad del instituto que las transfería a las juntas provinciales que a su vez las entregaban a las comunidades de campesinos para su explotación colectiva o individual, según lo hubieran decidido previamente los campesinos. Los problemas que se presentaron fueron numerosos y graves sin contar con la oposición de los terratenientes expropiados o confiscados. En definitiva, se convirtió en una cuestión de difícil solución. A mediados del 33 eran evidentes los síntomas de inestabilidad a pesar de los logros en estos dos años de República de izquierdas. Especialmente conflictiva era la cuestión de la Reforma Agraria cuya lentitud originó algunos levantamientos de
-anarquista cuya dura represión hizo tambalear el gobierno de Azaña. En Septiembre del 33 Azaña dimitió como jefe del gobierno a causa de la oposición parlamentaria y el presidente de la República Alcalá Zamora decidió convocar nuevas elecciones.
- Pero aparte de estas reformas también había una serie de problemas: Problema agrario: debido a la lentitud de la reforma agraria se dio la llamada "LA VIOLENCIA SOCIAL EN EL CAMPO", en la que se daban luchas por unas mejores condiciones de vida de los campesinos estuvo más radicalizada y menos organizada que la de los obreros industriales. El latifundio, la masa de jornaleros, el paro, las injusticias, el caciquismo, la pobreza y la miseria, y, sobre todo, la menor funcionalidad de la huelga, hizo que las reivindicaciones campesinas del siglo XIX y parte del XX tuvieran un carácter desorganizado, cercano al motín y la insurrección armada, y al guardia civil, la que se enfrenta con ellos hasta la llegada de refuerzos, con los que tiene lugar una gran represión. todo esto se debió a el gran encanto inicial de los campesinos se trastocó rápidamente en desencanto ante la lentitud de la reforma agraria y los obstáculos que presentaban los terratenientes.