RESUMEN


Es un decreto que se da en Granada el día 31 de Marzo de 1492 con los reyes Católicos, en los que ordenan salir definitivamente a todos los judíos, de los reinos Peninsulares y de los dominios de los Reyes, aunque le dejaban negociar su fortuna y se la llevaran en forma de letras de cambio. Las condiciones que le ponían era que se pasasen al cristianismo o se marchasen y los que no lo hiciesen tenían pena de muerte y la confiscación de bienes. Las consecuencias económicas fue más relevante en el ámbito de los negocios y la economía donde había un gran número de ellos. La expulsión se convirtió en un prospero elemento financiero de la Corona y la Inquisición por motivo de las expropiaciones. Otras consecuencias son las culturales que la investigación en la astronomía y navegación por los mares había sido desarrollada por los judíos que desaparecieron. Algunas de las cifras de judíos que salieron son desde 50000 a 200000 individuos.

ESQUEMA


1. Orígenes del conflicto en la sociedad bajomedieval
2. Causas inmediatas del decreto
3. El decreto de expulsión
4. Consecuencias del decreto
  • en la sociedad hispana
  • en los judios


TEMA


La sociedad castellana y aragonesa de finales del siglo XV tenía una fuerte religiosidad heredada de la Edad Media. Predicadores, conventos, misticismo y la extensión del arte sacro y religioso son manifestaciones de un sincero y profundo cristianismo entre las masas populares. Las clases altas también aceptaban esta situación a pesar de la llegada de nuevas ideas vinculadas al Renacimiento y al neoplatonismo filosófico.
A la vez se fue fraguando la idea de la importancia de ser cristiano viejo, de origen certificado y antepasados no conversos, como rasgo de limpieza de sangre y de título honorífico para aquellos que no tenían derechos ni privilegios y nunca podrían llegar a tenerlos.
En este clima de fervor religioso ser miembro de una minoría como judios o moriscos era un problema cada vez más complejo. La convivencia siempre fue dificil, incluso a veces se llegaba a la violencia extrema de los cristianos contra las otras religiones, caso de los grandes progomos de 1391 contra los judios.
Reforzaba todo esto el hecho de la superioridad triunfante de la cultura y el modo de vida del cristiano, en un territorio donde las guerras religiosas habían marcado los último cinco siglos y, con más fuerza, los últimos 200 años. La caída de los últimos reinos de Taifas en tre el 1250-1260 dejó sólos a los nazaries en la península y a muchos musulmanes aislados en zonas cristianas protegido -con grandes dificultades- por las Capitulaciones firmadas por los reyes. La reanudación de estas guerras hacia 1480 por los Reyes Católicos contra el reino de Granada animó también los sentimientos religiosos y los sentimientos de ira y rechazo contra otras religiones.

El decreto que se da en Granada el día 31 de Marzo de 1492 con los reyes Católicos, en los que ordenan salir definitivamente a todos los judíos, de los reinos Peninsulares y de los dominios de los Reyes, aunque le dejaban negociar su fortuna y se la llevaran en forma de letras de cambio, ya que no le dejaban sacar oro, plata, monedas, armas, y caballos. Las condiciones que le ponían era que se pasasen al cristianismo o se marchasen en un plazo de cuatro meses y el que no lo hiciese tenía pena de muerte y la confiscación de bienes.

Los reyes católicos al ver este profundo rechazo en la sociedad tuvieron que sumarse a la oposición y promulgaron un decreto de expulsión de los judíos (1492) por el que todos los judíos eran obligados a convertirse o emigrar en el plazo de cuatro meses. Muchos de ellos optaron por irse y emigraron hacía el Norte de África. Los otros que se quedaron fueron obligados a convertirse y fueron seguidos muy de cerca por la inquisición que tuvo un papel muy relevante en esto, ya que hubo muchos impostores y la Inquisición era la encargada de detenerlos y posteriormente castigarlos para infundir más miedo entre los pocos judíos q se convirtieron.
Este decreto supuso una serie de consecuencias económicas y culturales a lo largo de la época como los avances científicos experimentados en décadas anteriores que se vieron ralentizados, o incluso desaparecieron, dejando al país sin el prestigio que éstos le habían otorgado en épocas pasadas, también la expulsión se convirtió en un próspero elemento financiero de la corona y la Inquisición por motivo de las expropiaciones consecuencia del decreto. La Inquisición por su parte impuso la quema en vida, e incluso en ausencia, de numerosos judíos y cristianos. Los procesos fueron crueles y de extrema violencia, prácticamente sin salida o alternativa de redención provocando un genocidio de multitudes.

Las consecuencias demográficas fueron muy elevadas ya que salieron desde 50000 a 200000 individuos, por lo que en Aragón fue muy notada la pérdida, ya que eran muchos los judíos que vivían allí. Las consecuencias económicas se notaron en el aumento de riquezas por la Corona y la Inquisición por motivos de las expropiaciones. Esto ocasionó una crisis entre la Corona y la Iglesia quienes se peleaban por adquirir estos bienes decomisados o exportados. También hubo una consecuencia cultural ya que la investigación en la astronomía y navegación por los mares había sido desarrollada por los judíos que desaparecieron.