Oposición armada y política al Régimen franquista.

Íntroducción

El tema nos muestra las distintas oposiciones que surgieron entre los años 40-50 y entre los años 60-70 en contra del régimen franquista. Se distingue una oposición dentro del país y otra fuera de las fronteras españolas. Encontramos dos tipos de oposiciones: armada y política en las cuáles el principal objetivo es acabar con la dictadura franquista.

Índice

1-Oposición interior.
Años 40-50

1.1-Emigración de los vencidos.
-Francia, México
-Bajo niveles producción
1.2-Alternativas.
-Maquis
Años 60-70

1.3-Huelgas obreras y universitarias.
-Consecuencias:
-Detenciones
-Condenas a muerte
1.4-Oposición obrera.
-Consecuencias:
-Reactivación económica
-Negociación, convenios
1.5-Enfrentamiento falange y católicos.
1.6-Oposición universitaria y nacionalista.
-Aparición ETA

2-Oposición Exterior.
Años 40-50

2.1-Instituciones republicanas exilio.
-Junta Española de Liberación
2.2-Alternativas.
-Monárquicos: Juan de Borbón
-Negociaciones socialistas y Monárquicos
2.3-Condena ONU
-Consecuencias:
-aislamiento exterior
-dificultades económicas
2.4-España integrada Guerra Fría.
Años 60-70
2.5-Oposición:
-Moderados
-Izquierda democrática
2.6-Problema del Sahara.
-Asalto embajada española
-Amenaza rey Marruecos

OPOSICIÓN, ARMADA Y POLÍTICA AL RÉGIMEN FRANQUISTA

Este tema se divide en 2 apartados:
- la oposición interior
- la oposición exterior

OPOSICIÓN INTERIOR

La oposición interior que se encuentra este tipo de régimen desde los años 40 hasta los 70 es la siguiente:
Los exiliados: fueron aquellas personas que perdieron la guerra y emigraron a otros países, como Francia, la unión soviética, Argentina o México.
Para España este exilio supuso la pérdida de cuadros muy importantes (intelectuales, científicos…) lo que repercutió en los bajos niveles de la producción científica y humanística de los años de posguerra.
Alternativa republicana y monárquica: la alternativa republicana que se llevó a cabo dentro del país fue la lucha guerrillera (el maquis) y la proponían comunistas y anarquistas. Desde 1944 comenzó a actuar el maquis, esta guerrilla se enfrentó durante largos años con la guardia civil y con el ejército. En 1952 acabó la experiencia del maquis por la falta de apoyo internacional y el cambio de estrategia de los grupos de oposición que la apoyaban.
Huelgas obreras y universitarias: la reacción del mundo obrero contra la dictadura se produce como consecuencia de la reactivación económica de los sesenta y la posibilidad de negociar los convenios colectivos. La organización obrera se produjo de forma espontánea influida por grupos católicos y por el Partido Comunista.
Las huelgas universitarias las protagonizaban jóvenes de clase media descontentos con la dictadura y con el sindicato obligatorio (SEU) y deseosos de mayores libertades; así nacieron los Sindicatos Democráticos (1965).
Oposición nacionalista: en Cataluña y el País Vasco la dictadura había intentado eliminar los signos de identidad nacional prohibiendo el uso público de sus lenguas, esto genera una gran reacción por parte de los nacionalismos, más tarde en Euskadi frente al conservadurismo del PNV surgió un nuevo grupo clandestino llamado ETA que utilizaban la violencia contra el Estado español y sus representantes.
Enfrentamiento, falange y católicos: aunque la iglesia católica había constituido un apoyo para el franquismo, la situación se modificó tras la celebración del concilio Vaticano II (1962-1965) iniciado por Juan XXIII. El concilio constituyó un esfuerzo de renovación del mensaje católico y una apertura de la iglesia al mundo contemporáneo. En España, el concilio alentó a grupos de sacerdotes y de seglares que reflexionaron sobre la situación del país y asumieron un compromiso político, incluso colaborando con partidos de izquierda.

OPOSICIÓN EXTERIOR

La oposición exterior en el régimen franquista es la siguiente:
Instituciones republicanas en el exilio: las instituciones políticas de la República y de los gobiernos catalán y vasco esperaban la victoria aliada y la caída de franco para regresar a España; esa era la primera alternativa al franquismo: la de la legalidad republicana vulnerada.
Poco a poco, esta oposición republicana se fue organizando. En 1941 representantes del PSOE, partidos republicanos y catalanistas de izquierda formaron en México la Junta Española de Liberación. En Francia actuaba también una Junta Suprema de Unión Nacional, en torno al PCE.
La 2ª alternativa era la monárquica. A Alfonso XIII le sucedió su hijo Juan que confiaba en el triunfo aliado para poder instaurar una monarquía democrática.
Condena de la ONU: el 9 de febrero de 1946 las Naciones Unidas condenaban al régimen de Franco por considerarlo cómplice de Hitler y Mussolini, le concedían un plazo de tiempo razonable para que evolucionase hacia la democracia y recomendaban la retirada de los embajadores.
Éste fue uno de los momentos más delicados por los que atravesó el régimen franquista: aislado del exterior y con graves dificultades económicas en el interior.
Socialistas y monárquicos entablaron negociaciones para preparar la alternativa al franquismo que aconsejaba las naciones unidas y en agosto de 1938 Prieto y Gil Robles firmaban el Pacto de San Juan de Luz. Este acuerdo, sin embargo, provocó el enfrentamiento de los socialistas con las demás fuerzas republicanas y la crisis del gobierno republicano en el exilio.
España integrada en la guerra fría: mediante 3 acuerdos firmados en Madrid con EE.UU.: uno de ayuda económica, uno de defensa mutua y uno defensivo.
Oposición de moderados y de la izquierda democrática: estos grupos consiguieron reunir en Munich, en julio de 1962, durante el IV Congreso del Movimiento Europeo, a 118 representantes del exilio y del interior, desde monárquicos a socialistas y miembros del PNV, aunque sin representación comunista y anarquista. Los reunidos proclamaron la necesidad de que hubiera libertades políticas en España antes de que ésta fuera aceptada en la Comunidad Económica Europea.
El problema del Sahara: las huelgas producidas en 1974 motivaron un rechazo internacional: en Lisboa, donde una revolución había acabado con la dictadura (1974), fue asaltada la embajada española. Como reacción, el régimen organizó una manifestación de apoyo a Franco, el 1 de octubre de 1975.
El país vivía una situación de interinidad, que fue agravada por la amenaza del rey de Marruecos, Hassan II, de anexionarse el Sahara Occidental. Para ello organizó una concentración de 400000 personas (la Marcha Verde).
El 14 de noviembre de 1975 se firmaba el Acuerdo de Madrid, por el que España cedía a Marruecos y Mauritania la soberanía del Sahara Occidental.