RESUMEN


En este tema se trata de los problemas de la sucesión, su abdicación, la espera de la llegada del oro americano, la contribución económica para la guerra contra Enrique II, su viaje a Yuste, de la gente que le acompañó, la dedicación de su vida en su retiro voluntario en este lugar, sus enfermedades y muerte.


ESQUEMA


Carlos V y Yuste


  • Sucesión:
- Causas
- Problemas
- Reparto

  • Abdicación:
- Viaje a Yuste

  • Vida en Yuste:
- Dedicación
- Servidumbre
- Enfermedades
- Muerte

  • Contribuciones:
- Económicas
- Consejos
- Influencias


DESARROLLO DEL TEMA


Carlos V debido a sus enfermedades, tantos físicas como anímicas, abdica en su hijo Felipe.

Fernando de Austria pretendía que el Imperio pasase a él. El Príncipe Felipe no gozaba de simpatía entre los príncipes alemanes.

En la Dieta de Augsburgo, reunión donde los tres hermanos, María, Fernando y Carlos, logran un acuerdo. Fernando cede los Países Bajos y las posesiones italianas a Felipe.

Al mismo tiempo los príncipes alemanes se alían con Enrique II, hijo de Francisco I, para oponerse al Emperador. En 1552 pide ayuda económica a su hijo pero España está ruinosa y deben esperar al oro de América.

En Enero de 1553, cansado de guerras y enfermo, Carlos decide dejar el imperio en manos de su hermano Fernando.

La abdicación fue el 25 de octubre de 1555 en Bruselas designando como sucesores a Felipe, los Países Bajos, los reinos españoles y a Fernando, el Imperio. Aceptado por Felipe al llegar a un acuerdo de reparto del cargo imperial alternativamente a cada Corona.

Tuvo que esperar un año el oro americano para poder sufragar los gastos de la disolución de las Cortes.

La elección de su retiro en Yuste, posiblemente se deba al interés de los reyes de Castilla por esas tierras y a su devoción por la Virgen de Guadalupe. El mismo Fernando II el Católico murió en Madrigalejo, localidad cacereña en un viaje de peregrinación al santuario de la Virgen. Por otro lado, EL Conde de Oropesa, consejero del rey influyera en la decisión ya que poseía un castillo en Jarandilla.

Carlos sale de los Países Bajos partiendo de Gante con una flota de 56 navíos. Le acompañan sus hermanas, María y Leonor y una comitiva de 150 personalidades. Llegó a Laredo el 28 de Septiembre, recorre Castilla, y pasando la Sierra de Gredos por Garganta la Olla, llega a Jarandilla. Permaneció allí alojado en el Castillo de los Condes de Oropesa hasta el 22 de Febrero que se traslada a Yuste.

Su vida en Yuste era sencilla y tranquila. Su servidumbre era reducida, unas 50 personas, muchas de ellas de los pueblos cercanos. Sus dependencias eran sencillas y modestas.

Se dedicó a pescar, a disfrutar de los paisajes y pasear, a la lectura, a su afición por los relojes, charlar con los monjes del convento y oír misa. En aquella época había 38 monjes jerónimos.

Durante la época de retiro en Yuste acudieron muchos personajes de la Corte para pedirle consejos e influencias. Ayudó a su hijo con aportación económica para la guerra contra Francia pero no quiso participar en ella.

Falleció el 21 de Septiembre de 1558 en el monasterio. Aunque su estado de salud se agudizó por la gota y la diabetes, murió a causa de la fiebre palúdica causada por picadura de mosquitos. En aquella zona se originó una grave epidemia donde murió mucha gente.

Fue enterrado bajo el altar mayor de la iglesia del Monasterio como fue su deseo: que los monjes pisaran su cuerpo cuando dijeran misa.

Años más tarde, sus restos fueron traslados al Monasterio del Escorial por deseo de su hijo Felipe II.
"Carlos De Lucas "