FALTA EL ESQUEMA

LA CAIDA DE ALFONSO XIII

Y LA PROCLAMACIÓN DE LA II REPÚBLICA

RESUMEN
La caída del Dictador devolvió a España de forma inevitable a un sistema político desarticulado y desprestigiado como era la Restauración. Los intentos de Berenguer y Aznar por volver al modelo constitucional, bipartidista y caciquil de antes de la Dictadura fueron infructuosos. La oposición cada vez más organizada optó por tomar el poder , bien por la vía parlamentaria o bien por la vía insurreccional. El fracaso de la segunda con los acontecimientos de Jaca llevóa a optar por la lucha a través de las urnas. Las elecciones municipales fueron una victoria de la oposición en las ciudades donde el voto era más libre. La posibilidad de que pudiera haber una intentona militar reaccionaria o incluso un conflicto civil llevóal Rey a abdiar. La República tenía las puertas abiertas para gobernar España.

TEMA
El golpe militar de Miguel Primo de Rivera de 1923 fue la solución de fuerza que intentaba solucionar la crisis, provocada por lo fracasos militares en marruecos y por las revueltas sociales y los problemas regionales que aumentaron las dificultades internas y la debilidad de los gobiernos que fueron incapaces de afrontar la situación. En un principio, la dictadura fue bien recibida: en 1925 el desembarco de Alhucemas terminó con la guerra de Marruecos; se restableció el orden social y se produjo un desarrollo de las obras públicas. Pero más tarde el dictador Primo de Rivera dimitió al ver que no tenía el apoyo de los capitanes generales. Alfonso XIII aceptó la dimisión de Primo y le encargó la nueva formación de gobierno al general Berenguer.
El Rey intentó en 1930 restaurar el orden constitucional, pero los partidos republicanos, socialistas y el nacionalismo se unieron contra la monarquía. Berenguer se propuso restaurar el orden constitucional y preparar unas elecciones generales. Para ellos restableció progresivamente las libertades de expresión y de organización política. Los representantes de la oposición republicana se reunieron en San Sebastián en agosto de 1930 para acordar una insurrección definitiva que pusiera fin a la monarquía; los reunidos formaron un comité que se propuso asumir el poder en cuanto cayera el monarca.Aunque el movimiento estaba previsto para el 15 de diciembre, tres días antes los capitanes Galán y García Hernández se pronunciaron por la república.Ambos movimientos fracasaron.
El gobierno de Berenguer dio paso al gobierno de Aznar. Para evitar un desastre de las fuerzas monárquicas, se propuso convocar elecciones municipales, menos peligrosas politicamente, el 12 de abril. El recuento de votos indicó el claro triunfo de los partidos antimonárquicos coaligados en el Pacto de San Sebastián. Al conocerse los resultados, varios ministros del gobierno intentaron convencer al rey de que debía abandonar el país. La victoria electoral de los socialistas y republicanos en las elecciones municipales del 12 de abril de 1931 hizo que el monarca abandonara el país. Al amanecer del dia 14, desde el balcón del ayuntamiento de Eibar se proclamó la II República.

Mientras las proclamaciones republicanas continuaban en muchos ayuntamientos, en Madrid, en la tarde del 14, coexistían dos poderes: el gobierno de Alfonso XIII, reunido con el monarca en palacio, y el comité republicano, dispuesto a asumir el poder como gobierno provisional de la república. Hacia las ocho de la tarde, el rey firmó un manifiesto y se dirigió al exilio. Alfonso XIII vivió en el exilio diez años.